¿Qué es la posmodernidad?

En el ensayo “Foucault y el Postmodernismo” (2001), se plantean las siguientes ocho tesis de la postmodernidad:

1. La calificación como metarrelato del pensamiento típicamente moderno y especialmente del pensamiento ilustrado.
2. Afirmación del fin de estos metarrelatos.
Metanarrativas:
  • Marxismo [dialéctica histórica] como promesa revolucionaria
  • Dios, como promesa cristiana
  • Iluminismo, como promesa del capitalismo [prosperidad por medio de la industrialización]
3. La tesis del fin de la historia. O sea fin del marxismo, pues no pasamos del capitalismo al socialismo.
4. El Carácter lingüístico de la totalidad del saber humano.
5. El carácter fragmentario del lenguaje.
6. El fin de los metarrelatos traería como consecuencia el ocaso de una visión política global y revolucionaria.
7. El defender un liberalismo individualista.
8. La idea y práctica de una política localista.

Metarrelato son esas grandes promesas y son percibidos como un devenir de plenitud, ejemplos:

  • La revolución del proletariado nos llevará al socialismo acabando con el capitalismo. FIN de la historia.
  • Dios nos llevará al paraíso, si hacemos cosas “buenas” (moralidad cristiana).
  • El iluminismo es el relato del capitalismo, al prometer el ideal de prosperidad como algo al que todos tendremos acceso.
ESTOS 3 RELATOS COINCIDEN EN ALGO, EN UNA VISIÓN TELEOLÓGICA DE LA HISTORIA, por lo tanto, esta visión representa una doctrina que persigue causas finales; por lo que estas posturas legitiman: la revolución del proletariado, la fe religiosa, y el libre mercado. Todo esto es esencial para llegar al estado de plenitud, ya sea una sociedad sin clases, un paraíso en otro mundo, o bien una prosperidad. En otras palabras, estos relatos son utópicos, pues la posmodernidad demuestra que no hay revolución, no hay paraíso, y no hay plenitud general.
Por lo anterior, los pequeños relatos toman fuerza, relatos individualistas que promueven, por ejemplo: yo soy feliz, aunque esa felicidad este relacionada directa o indirectamente con el calentamiento global, contaminación etc., por ello habrá gente que diga que no existe el calentamiento global, mientras que otra sí, y al tener apertura a estas perspectivas, relativistas, e individualistas es que se logra legitimar discursos políticos como los del actual presidente electo de EEUU. De todo eso es que surgen estos eslogan del individualismo: “Si yo puedo triunfar, entonces todos pueden”, “los pobres son pobres porque quieren”, “Mi idea de Dios es diferente a la tuya”, “tenemos que hacer una revolución pacífica”, etcétera. Esto por supuesto también sucede en el arte, arquitectura, y demás, por eso la frase: “hay muchas formas de ver el arte” toma lugar en la posmodernidad.
Finalmente, no hay que ver este término como algo “bueno” o “malo”, tiene sus pros y sus contras, los pros sería que la historia ya no es vista como un gran “dialecto”, sino como muchos “dialectos”, pero también, eso nos lleva a un individualismo que como sociedad nos puede poner en un estado crítico.
Redacción: Nota Sociológica.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s