PROBLEMA SUJETO-OBJETO: La dicotomía entre subjetivo y objetivo

El problema sujeto-objeto , una cuestión filosófica de larga data, se ocupa del análisis de la experiencia humana, y surge de la premisa de que el mundo consiste en objetos (entidades) que son percibidos o presumidos como entidades por sujetos (observadores) . Esta división de experiencias da lugar a preguntas sobre cómo los sujetos se relacionan con los objetos. Un sub-tema importante es la cuestión de cómo nuestra propia mente se relaciona con otras mentes, y cómo tratar la “diferencia radical que tiene entre el acceso a nuestra propia experiencia y nuestro acceso a la experiencia de todos los demás seres humanos”, conocido como El problema epistemológico de otras mentes . 

El problema sujeto-objeto tiene dos aspectos principales. Primero está la pregunta de “qué” se conoce. El campo de la ontología se ocupa de las cuestiones sobre qué entidades existen o se puede decir que existen, y cómo tales entidades pueden ser agrupadas, relacionadas dentro de una jerarquía y subdivididas de acuerdo a semejanzas y diferencias. El segundo punto de vista es el de “cómo” se sabe lo que se sabe. El campo de la epistemología cuestiona qué conocimiento es, cómo se adquiere y en qué medida es posible conocer una entidad dada. Incluye sujetos y objetos.

DICOTOMÍA SUBJETIVO-OBJETIVO

El mundo “allá afuera” es percibido por la mente , y también lo es el mundo interior de los acontecimientos conscientes. La relación entre los dos es muy debatida:

“Experimentamos conscientemente muchas cosas diferentes, y podemos pensar en las cosas que experimentamos, pero no es tan fácil experimentar o pensar en la propia conciencia … ¿Tiene el mundo una existencia independiente del observador (realismo) o la existencia depende de alguna manera de la operación de nuestras propias mentes (idealismo)? ¿Es el conocimiento del mundo “público” y “objetivo”, y el conocimiento de nuestra propia experiencia “privada” y “subjetiva”? 

-Max Velmans, Entendiendo la Conciencia p. 3

“Existe una tendencia filosófica común … a concebir el reino de la creencia y la actitud tan claramente distinto del mundo de los objetos y los acontecimientos. Esta separación se presenta típicamente en términos de una distinción entre lo subjetivo y lo objetivo …” JE Malpas, Donald Davidson y el Espejo del Significado: Holismo, Verdad, Interpretación p. 192

A menudo se considera que los aspectos objetivos de la experiencia pertenecen al ámbito de la ciencia . La ciencia tiene un impacto práctico sobre la tecnología y nuestra comprensión de las interconexiones. Sin embargo, hay áreas donde la ciencia hasta ahora ha tenido poco impacto. Así que existe una diferencia en el optimismo sobre la ciencia, con una opinión que sugiere que la ciencia se extenderá gradualmente a todo, y la opinión opuesta de que no sucederá. Por ejemplo, la declaración se encuentra en muchos libros:

“… la conciencia es un proceso biológico que eventualmente se explicará en términos de las vías de señalización molecular utilizadas por la interacción de las poblaciones de las células nerviosas ..” 

-Eric R. Kandel, en busca de la memoria: la aparición de una nueva ciencia de la mente

Este enfoque es la base del proyecto “cerebro azul” , un esfuerzo para crear un cerebro sintético mediante la ingeniería inversa del cerebro de los mamíferos. Por otro lado, una opinión contraria es que los aspectos de la mente son inherentemente subjetivos y están fuera del alcance de un enfoque científico basado en la observación objetiva por un observador desapegado:

“Epistemológicamente, la mente está determinada por los estados mentales, que son accesibles en la perspectiva de la primera persona. Por contraste, el cerebro, como se caracteriza por los estados neuronales, se puede acceder en perspectiva de la Tercera Persona. La perspectiva de la tercera persona se centra en otras personas Y, por tanto, en los estados neuronales del cerebro de otros, excluyendo el propio cerebro, mientras que la Perspectiva de la Primera Persona podría proporcionar acceso epistémico al propio cerebro… Sin embargo, la Perspectiva de la Primera Persona proporciona acceso sólo a los propios estados mentales Pero no al propio cerebro y sus estados neuronales “. 

-Georg Northoff, Filosofía del cerebro: El problema del cerebro , p. 5

Un conjunto de dificultades que enfrenta un estudio objetivo de los fenómenos subjetivos se resumen en el problema fácil de la conciencia y el duro problema de la conciencia :

“Lo que no entendemos es el duro problema de la conciencia -el misterio de cómo la actividad neuronal da lugar a la experiencia subjetiva- Crick y Kochhan argumentado que una vez que resolvamos el problema fácil de la conciencia, la unidad de la conciencia, podremos Manipular experimentalmente los sistemas neuronales para resolver el difícil problema “. 

-Eric Kandel, En busca de la memoria: El surgimiento de una nueva ciencia de la mente, p. 382

Algunos filósofos argumentan que no hay ninguna probabilidad de éxito aquí:

“Yo sostengo que el vínculo entre la mente y el cerebro es un misterio profundo, además, es un misterio último, un misterio que la inteligencia humana nunca desvelará.” La conciencia existe indudablemente y está conectada al cerebro de alguna manera inteligible, pero la naturaleza de esta conexión nos elude necesariamente “. 

-Colin McGinn, La Llama Misteriosa: Mentes Conscientes En Un Mundo Material, p. 5

Sin embargo, los aspectos subjetivos de la ciencia se extienden más allá del “problema difícil”. La formulación de una teoría científica es un proceso mental, no simplemente una cuestión de observación, aunque la observación está involucrada. Esta comprensión lleva la distinción subjetivo-objetiva a un nivel más general que los argumentos sobre las perspectivas de éxito para llevar ciertas áreas de la experiencia al alcance de la ciencia.

Por ejemplo, una declaración de una teoría científica podría tomar la forma: Todos los eventos p están determinados por otros eventos P . Para ser coherente con la ciencia de hoy, y evitar la simplificación excesiva, uno tiene que ser muy claro sobre cómo se definen los eventos (p, P).

“A theory is deterministic if, and only if, given its state variables for some initial period, the theory logically determines a unique set of values for those variables for any other period.”—Ernest Nagel, Alternative descriptions of physical state

Esta cita indica la necesidad de un gran cuidado en la definición de “eventos” y lo que se entiende por “determinado”. Su significado implica descripciones detalladas de lo que constituye un “acontecimiento” y cómo se dice que “determina” a otro.

Citando a Feynman sobre su proceso creativo:

“Es imposible diferenciar los símbolos de la cosa, pero es muy visual, es difícil de creer, pero veo estas cosas no como expresiones matemáticas, sino como una mezcla de una expresión matemática envuelta en y alrededor, de una manera vaga , Alrededor del objeto Así que veo todo el tiempo cosas visuales asociadas con lo que estoy tratando de hacer “. [ 13 ]

-Richard P. Feynman, citado por Schweber: QED y los hombres que lo hicieron: Dyson, Feynman, Schwinger y Tomonaga

Este comentario podría ser paralelo por otros acerca de las intuiciones de músicos y matemáticos. El punto es que la creación de teorías científicas es subjetiva y los conceptos mismos de determinismo son creaciones subjetivas y mutables de la mente humana. Lo relevante aquí es: la intuición que concibe la teoría, o la teoría que resulta de tal intuición; o ¿es una interminable espiral de ida y vuelta de uno a otro? 

“Cuando se afirma a un nivel general, la dicotomía subjetiva / objetiva es reconocida por la mayoría de los científicos sociales como uno de los duros dilemas metatoreológicos en las ciencias sociales …” 

-David Swartz, Cultura y Poder: La sociología de Pierre Bourdieu, p. 55

Nuestras teorías sobre el mundo son construcciones mentales, por lo que tenemos un problema de gallina y huevo tratando de averiguar si nuestras teorías funcionan para describir nuestra vida mental:

“No es posible resolver cuál de los universos subjetivos o físicos en última instancia contiene el otro”. 

-Alec Rogers, Cognitive Set Theory, p.85

El desarrollo de una teoría es algo de un proceso de arranque que nunca podría converger.

Un aspecto bastante diferente de la división subjetiva-objetiva es el papel de la inhibición social, un factor en acción desde la época de la Inquisición romana y Galileo hasta el juicio de Scopes y el hombre de Kennewick . Una preocupación más reciente es la estructura del sistema educativo y el control sobre la financiación de la investigación.  Hay una preocupación por la intrusión de elementos sociales en lo que se supone que es una cuestión objetiva. 

CORRELACIONES SUBJETIVO-OBJETIVO

Algunas experiencias personales subjetivas tienen aspectos que caen directamente en el ámbito del hecho objetivo, y tienen implicaciones que pueden ser verificadas objetivamente.

Un ejemplo es la experiencia del dolor , una cuestión enteramente subjetiva, pero que a veces (pero no invariablemente) puede estar relacionada con el funcionamiento objetivamente observable de los receptores, los canales de comunicación y la actividad cerebral. La consecuencia es que el sentido subjetivo del dolor está a veces empíricamente conectado a eventos observables, pero la experiencia fundamental del dolor en sí es subjetiva. Otros ejemplos son la adicción y trastornos psicológicos . Además de los aspectos subjetivos y objetivos, se pueden discutir los mecanismos que conectan experiencias subjetivas y observables objetivos, y el papel de la programación sobre estas conexiones, como el tratamiento psiquiátrico , el condicionamiento y los límites evolutivos.

En algunos casos, es discutible en cuanto a cuál es el epifenómeno , el suceso subjetivo o su correlato observable. Por ejemplo, existe un debate sobre si el efecto placebo indica una influencia mental sobre el cuerpo.

A medida que avanza la tecnología, la capacidad de los humanos para detectar lo que está sucediendo a su alrededor avanza. Este progreso en la técnica observacional se extiende al cerebro y posiblemente a la mente, y a nuestras habilidades perceptivas. Un ejemplo es el uso de la PET scan en la observación de las correlaciones entre la adicción y la actividad de la dopamina en el cerebro.

“La mayoría de los estudios de toxicomanía de la PET ( Tomografía de Emisión de Positrones) se han concentrado en el sistema de dopamina cerebral (DA), ya que se considera que es el sistema neurotransmisor a través del cual la mayoría de las drogas de abuso ejercen sus efectos reforzadores. Evento que aumenta la probabilidad de una respuesta posterior, y las drogas de abuso se consideran reforzadores mucho más fuertes que los refuerzos naturales ( por ejemplo, el sexo y los alimentos). El sistema de DA del cerebro también regula la motivación y la unidad para las actividades cotidianas. Estos estudios de imagen han revelado que El consumo de drogas agudas y crónicas tiene diferentes efectos sobre las proteínas implicadas en la transmisión sináptica DA …. El consumo crónico de drogas tiene como resultado una marcada disminución de la actividad DA que persiste meses después de la desintoxicación y que se asocia con la desregulación de las regiones cerebrales frontales. 

-Nora D Volkow, Joanna S Fowler, y Gene-Jack Wang, El cerebro humano adicto: percepciones de los estudios de imagen, p. 1061

Estos avances en la técnica observacional requieren interpretación asociada y modelos teóricos que explican lo que significan las observaciones. Por ejemplo, cuando Galileo avanzó el uso del telescopio para observar las lunas de Júpiter, los escépticos dudaron que el telescopio realmente mostró la realidad. Este viejo ejemplo sólo rasca la superficie de relacionar los instrumentos científicos con la realidad. Después de todo, se podría extrapolar de usos terrenales mundanos del telescopio, donde su veracidad podría ser examinada directamente, a objetos más distantes como Júpiter. La introducción del microscopio tuvo una lucha similar por la aceptación. Hoy en día, sólo unos pocos entre nosotros podemos entender la complejidad de las observaciones hechas con un colisionador de hadrones , y contamos con la certificación de expertos cuidadosamente seleccionados. La importancia de la teoría extremadamente técnica en la interpretación de los expertos es obvia para todos, y estas teorías, aunque apoyadas por la observación experimental, son productos de la imaginación subjetiva humana.

Hasta qué punto nuestras creaciones mentales están limitadas por el funcionamiento innato de nuestro cerebro / sistema nervioso (lo que podría llamarse nuestra “configuración de fábrica”) y en qué medida reflejan el mundo real se discute en el campo del nativismo psicológico y está conectado con los filósofos Kant , Schopenhauer , Popper , Chomsky , Pinker , Hawking y otros.

El aspecto subjetivo de las teorías científicas ha llevado a la necesidad de evaluar teorías , para poder escoger una teoría como preferible a otra sin introducir sesgo cognitivo.  A lo largo de los años, se han propuesto una serie de criterios, entre ellos los siguientes: 

  1. Es elegante ( elegancia formal , sin modificaciones ad hoc )
  2. Contiene pocos elementos arbitrarios o ajustables (Simplicidad / Parsimonia )
  3. Está de acuerdo y explica todas las observaciones existentes ( Poder explicativo / Unificatorio)
  4. Hace predicciones detalladas sobre futuras observaciones que pueden refutar o falsificar el modelo si no se confirman.
  5. Oportunidad / fecundidad: la seminalidad de una teoría al sugerir trabajo futuro.

En cuanto a su elección de criterios, Kuhn dice: “Lo que, pregunto para empezar, son las características de una buena teoría científica. Entre algunas respuestas bastante habituales, selecciono cinco, no porque sean exhaustivas, sino porque son individualmente importantes y colectivamente suficientemente variados para indicar lo que está en juego “. 

El objetivo de estos criterios es hacer que la elección entre teorías sea menos arbitraria. Sin embargo, estos criterios contienen elementos subjetivos, y son heurísticas más que parte del método científico . Tales criterios pueden no ser definitivos en la selección de una teoría porque los criterios a veces contradicen y diferentes personas las ponderan de manera diferente. También es discutible si las teorías científicas existentes satisfacen todos estos criterios, y pueden representar los objetivos todavía no alcanzados.

Cualesquiera que sean los objetivos últimos de algunos científicos, la ciencia, tal como se practica actualmente, depende de múltiples descripciones superpuestas del mundo, cada una de las cuales tiene un dominio de aplicabilidad. En algunos casos este dominio es muy grande, pero en otros muy pequeño. 

-EB Davies, Pluralismo epistemológico, p. 4

El artículo de falsabilidad de la lista está relacionado con el criterio propuesto por Popper como demarcación de una teoría científica de una teoría como la astrología: ambas “explican” las observaciones, pero la teoría científica asume el riesgo de hacer predicciones que decidan si es correcto o incorrecto:

“Debe ser posible que un sistema científico empírico sea refutado por la experiencia”.“Aquellos entre nosotros que no están dispuestos a exponer sus ideas al peligro de la refutación no toman parte en el juego de la ciencia.”

-Karl Popper, La lógica del descubrimiento científico, p. 18 y p. 280

Thomas Kuhn sostuvo que los cambios en las opiniones de los científicos sobre la realidad no sólo contienen elementos subjetivos, sino que resultan de dinámicas de grupo, “revoluciones” en la práctica científica y cambios en “paradigmas” . A modo de ejemplo, Kuhn sugirió que la “revolución” copernicana centrada en el Sol reemplazó las opiniones de Ptolomeo centradas en la Tierra no por fallas empíricas, sino por un nuevo “paradigma” que ejerció control sobre lo que los científicos consideraban ser el más fructífero para perseguir sus metas (requisito de Colyvan de “fertilidad”).

“Pero los debates de paradigmas no se refieren realmente a la capacidad relativa de resolución de problemas, aunque por buenas razones se suelen expresar en esos términos, sino que el paradigma debe guiar en el futuro la investigación sobre problemas muchos de los cuales ni los competidores pueden pretender resolver [Se requiere una decisión]”

-Thomas Kuhn, La estructura de las revoluciones científicas . pag. 157

Sea cual sea el criterio que se adopte para una “buena” teoría, Worrall dice que la cuestión de un algoritmo objetivo para la elección de la teoría en el momento deja abierta la pregunta de qué es exactamente lo racional o lo irracional que se debe hacer.“Una de las razones es que estos criterios no proporcionan un algoritmo de elección es que en los casos vivos de elección de la teoría, y particularmente durante las revoluciones científicas, estos diferentes criterios rara vez, o nunca, dicen en la misma dirección”. En otras palabras, aunque estos criterios ayudan a identificar una teoría “buena”, la selección entre teorías sigue siendo una cuestión subjetiva que conducirá a diferentes opciones dependiendo de quién es el juez.

DESCRIPCIONES COMPLEMENTARIAS

Los correlatos subjetivos y objetivos de algunos fenómenos (como la adicción o el trastorno mental) podrían describir los mismos fenómenos desde distintas perspectivas; en otras palabras, podrían ser vistas como complementarias :

… para cada individuo hay una “vida mental”, pero dos formas de conocerla: conocimiento en primera persona y conocimiento en tercera persona. Desde una perspectiva en primera persona las experiencias conscientes aparecen causalmente eficaces. Desde una perspectiva de tercera persona, la misma secuencia causal puede explicarse en términos neuronales. No es el caso que la visión desde una perspectiva es correcta y la otra equivocada. Estas perspectivas son complementarias. Las diferencias entre cómo las cosas aparecen de una perspectiva de primera persona frente a una de tercera persona tienen que ver con las diferencias en los arreglos observacionales (los medios por los cuales un sujeto y un observador externo acceden a los procesos mentales del sujeto) “

-Max Velmans, ¿Cómo podrían las experiencias conscientes afectar el cerebro ?, p. 11

Niels Bohr también consideraba que había diferencias entre las perspectivas en primera persona y en tercera persona, una consecuencia de su experiencia en física atómica. Sin embargo, en su opinión, las dos descripciones son irreconciliables debido a la perturbación del estado mental en primera persona del sujeto por el acto de observación en tercera persona:

“… Al contrario, el reconocimiento de la limitación de los conceptos mecánicos en la física atómica parecería más bien adecuado para conciliar los puntos de vista aparentemente contrastantes de la fisiología [es decir, la neurociencia] y la psicología [fenómenos mentales]. La interacción entre los instrumentos de medida y el objeto investigado en la mecánica atómica muestra una estrecha analogía con las dificultades peculiares en el análisis psicológico que surgen del hecho de que el contenido mental se altera invariablemente cuando la atención se concentra en cualquier característica especial del mismo. 

-Niels Bohr, Luz y Vida

Algunos apoyos indirectos a esta analogía se encuentran en las observaciones de los correlatos neurales de los estados mentales, en particular, la conexión entre los movimientos corporales objetivamente observables y la iniciación subjetiva y el control de estos movimientos

EN LA FILOSOFÍA TEMPRANA

La cuestión de lo que es objetivo y lo que es subjetivo, y si uno o el otro es más “real” ha sido un tema de la filosofía desde sus primeros días. En la filosofía occidental puede encontrarse en Platón , que considera nuestras percepciones como meras aproximaciones al mundo de las formas ideales, en la forma en que los círculos que encontramos en la naturaleza son meras aproximaciones al círculo ideal. El mundo de las Formas sólo era accesible por la mente, no por los sentidos. Aristóteles sostenía que el círculo “ideal” era sólo una abstracción de sus muchos ejemplos del mundo real, y sin esos ejemplos el círculo ideal simplemente no existiría.

EN LA FILOSOFÍA DE LOS SIGLOS XVIII Y XIX

Para decirlo simplemente, Immanuel Kant (1724-1804) señaló que todos moldeamos nuestra experiencia de las cosas a través del filtro de nuestra mente. Todas las personas comparten el mismo filtro, cuyas propiedades Kant llama “objetivo”; Sin embargo, también se ha sugerido una interpretación solipsista de esta línea de pensamiento cuando se lleva al extremo, y se denomina solipsismo epistemológico . La mente configura nuestra experiencia y, entre otras cosas, Kant creía que los conceptos de espacio y tiempo eran inherentes a la mente humana, al igual que la noción de causa y efecto,  una idea también propuso – con una interpretación diferente – por David Hume. En una versión cognitiva psicológica moderna de estos pensamientos, diríamos que estos conceptos están programados en el cerebro humano. Nunca tenemos experiencia directa de las cosas, el mundo nouménico , y lo que experimentamos es el mundo fenoménico, tal como lo transmiten nuestros sentidos, este transporte procesado por los medios de percepción de la mente.

Los sucesores de Kant Fichte (1762-1814), Schelling (1775-1854) y Hegel (1770-1831) también plantearon la cuestión de la relación entre el sujeto y el objeto, o lo que percibe y percibe, y subrayó la importancia del sujeto como primordial. El tema de estos pensadores no se limitaba a una sola persona, pero la interpretación solipsista de esta línea de pensamiento en su extremo se puede encontrar, y se llama solipsismo metafísico. Fichte colocó las demandas del yo individual o ego como el punto de partida de toda reflexión filosófica. Transformó el punto de vista de Kant de que las leyes de la racionalidad son establecidas por formas de comprensión humana, más bien por demandas de la voluntad individual. Hegel también rechazó la opinión de Kant de que había un mundo noumenal causando nuestras experiencias y propuso que el mundo fenoménico en forma de mente es el mundo. Hegel propuso que la «verdad» se acercara mediante un método dialéctico , es decir, un choque de una idea y su opuesto, una sucesión de tesis y antítesis , seguida de una síntesis de los dos. 

Schopenhauer (1788-1860) afirmó que “todo lo que existe para el conocimiento, y por lo tanto todo el mundo, es sólo objeto en relación con el sujeto, percepción del perceptor, en una palabra, representación”. No puede haber «ningún objeto sin sujeto» porque «todo lo objetivo ya está condicionado como tal de múltiples maneras por el sujeto conocedor con las formas de su conocimiento, y presupone estas formas, por lo que desaparece totalmente cuando el sujeto es pensado lejos». Schopenhauer también afirmó que el ” principio de la razón suficiente ” no se aplica entre sujeto y objeto, sino sólo entre objetos. Por lo tanto, Fichte se equivocó cuando postuló que el sujeto produce o causa el objeto. El realismo y el materialismo también están equivocados cuando afirman que el objeto causa al sujeto.

EN LA FILOSOFÍA DE LOS SIGLOS XX Y XXI

En su conferencia “La Mente y la Materia”, Erwin Schrödinger hizo hincapié en el distanciamiento del sujeto conocedor de su formulación “objetiva” del mundo que nos rodea:

“Con esto me refiero a lo que con tanta frecuencia se llama la” hipótesis del mundo real “que nos rodea, sostengo que equivale a ciertas simplificaciones que adoptamos para dominar el problema infinitamente complejo de la naturaleza. Excluimos al sujeto del conocimiento del dominio de la naturaleza que nos esforzamos por comprender, pasamos con nuestra propia persona de vuelta a la parte de un espectador que no pertenece al mundo, que por este mismo procedimiento Se convierte en un mundo objetivo “. 

-Erwin Schrödinger, Mente y Materia

Afirmó que no somos conscientes “del hecho de que una imagen moderadamente satisfactoria del mundo sólo se ha alcanzado al alto precio de sacarnos de la imagen, retrocediendo en el papel de un observador no preocupado”. Como resultado, al formular el concepto del objeto, el sujeto no se considera en absoluto. Schrödinger continúa:

“Así que nos enfrentamos a la siguiente situación notable: mientras que la materia de la cual se construye nuestra imagen del mundo es cedida exclusivamente de los órganos de los sentidos como órganos [es decir, agentes] de la mente, de modo que la imagen del mundo de cada hombre es y sigue siendo un constructo de la mente y no se puede demostrar que tenga ninguna otra existencia, sin embargo, la mente consciente en sí misma sigue siendo un extraño dentro de esa construcción, no tiene espacio vivo en ella, no se puede detectar en ninguna parte del espacio … Para aprender que [ La personalidad de un ser humano] realmente no se puede encontrar allí [en el interior de un cuerpo humano] es tan sorprendente que se reúne con dudas y vacilaciones, estamos muy reacios a admitirlo “. 

-Erwin Schrödinger, Mente y Materia

Merleau-Ponty y otros plantearon la necesidad de considerar el tema de conocimiento.

“Merleau-Ponty sostiene que … nuestra incorporación subjetiva, nuestro aparato sensorial y cognitivo y nuestros propósitos prácticos inescapablemente estructuran la forma en que el mundo nos golpea.se sigue a la visión de Merleau-Ponty que si queremos entender el mundo no es suficiente Para estudiar el mundo, tenemos que estudiarnos a nosotros mismos “. 

-Stephen Priest, Merleau-Ponty (Argumentos de los Filósofos) p. 6

El sujeto conocedor puede ser llevado a la discusión considerando cómo colorea (da sentido) sus propias observaciones. Como ha dicho Schopenhauer:

“El mundo es mi representación”: esta es una verdad que es válida para todo lo que vive y sabe, aunque el hombre solo puede llevarlo a la conciencia reflexiva y abstracta, si realmente lo hace, ha alcanzado la sabiduría filosófica. Entonces se hace claro y seguro que no conoce un sol y una tierra, sino sólo un ojo que ve un sol, una mano que siente una tierra, que el mundo que lo rodea está allí sólo como representación, en otras palabras, Sólo en referencia a otra cosa, la conciencia, que es él mismo “. 

-Arthur Schopenhauer, El mundo como voluntad y representación, pág. 3

El papel del “sujeto conocedor” implica sus limitaciones. Por supuesto, el lenguaje es indispensable en la formulación y comunicación de nuestras percepciones del mundo objetivo, como lo señaló Wittengenstein :

“El punto principal es la teoría de lo que se puede expresar ( gesagt ) por proposiciones – es decir, por el lenguaje (y lo que viene a lo mismo, lo que se puede pensar ) – y lo que no puede ser expresado por proposiciones, sino sólo mostrado ( gezeigt ) que, creo, es el problema cardinal de la filosofía “.

-Ludwig Wittgenstein, citado por Russell Nieli

Chomsky y Pinker han tomado esta idea más atrás que los idiomas que están realmente en uso, a una cuestión de cómo funciona el cerebro mismo:

“La gente no piensa en inglés, ni en chino, ni en apache, sino que piensa en un lenguaje de pensamiento, probablemente parecido a todas esas lenguas … Pero comparado con cualquier lenguaje, el mental debe ser más rico en algunos aspectos y más simple en otros”

-Steven Pinker, El Instinto de la Lengua, p. 72

Al igual que Kant, Chomsky y Pinker plantean la cuestión de la programación inherente de la mente. Chomsky seleccionó como ejemplo particular la adquisición de la lengua por los niños. Este estudio complementa el uso de Wittgenstein de un modelo idealizado de “ejemplos y práctica” para explicar cómo un niño aprende el lenguaje. Chomsky comparó evidencia de que el rápido dominio de la complejidad del lenguaje por parte de un niño indicaba una capacidad innata programada en el desarrollo de la mente humana desde el nacimiento y que no podía explicarse por la visión de la mente infantil. Más bien, la mente tiene una propensión incorporada a procesar representaciones simbólicas. Los orígenes de esta habilidad fueron buscados por Pinker en una lucha darwiniana que estableció el valor de supervivencia de la habilidad de comunicarse. Según Pinker, el propio Charles Darwin “llegó a la conclusión de que la capacidad lingüística es” una tendencia instintiva a adquirir un arte “, un diseño que no es peculiar a los seres humanos sino que se ve en otras especies, como las aves que aprenden canciones”. Esta observación está fuertemente respaldada por la investigación sobre cuervos. 

Estas ideas todavía están bajo examen. Entre los ensayos modernos sobre el problema sujeto-objeto están los campos de la psicología cognitiva , la genética conductual y la psicología evolutiva .

EN LA CIENCIA

EN FÍSICA

Hay preocupaciones relacionadas en la filosofía de la física donde se dice que los observadores afectan un resultado, por ejemplo ciertas interpretaciones en la mecánica cuántica , de una manera que desafía la asignación convencional de un rol de objeto al experimentador, con todo lo demás como sujeto.

EN MATEMÁTICAS

La ciencia cognitiva de la matemática plantea algunas preocupaciones similares con la filosofía de las matemáticas . Entre ellos, la asignación del estado subjetivo a los objetos matemáticos como en el platonismo , si bien son formalismos utilizados de manera lingüística para las comunicaciones entre los seres vivos y, por tanto, sujetos a los mismos problemas sujeto-objeto que otras formas de comunicación. Esto plantea algunas preocupaciones, que datan de las observaciones de Eugene Wigner de 1960 sobre el asunto, de que lo que llamamos fundamentos de la matemática y la cosmología pueden no ser absolutos observables o descubiertos, sino aspectos de la humanidad y su cognición . Nick Bostrom en 2002 abordó esta preocupación con una teoría del sesgo antrópico .

 

EN PSICOLOGÍA

Un sesgo cognitivo , tal como se estudia en la psicología experimental, demuestra cómo el juicio humano se desvía en situaciones particulares. Por ejemplo, el sesgo de confirmación es la tendencia de un individuo a percibir un evento de tal manera que se conforma con sus puntos de vista anteriores.

EN VEDAS

El problema sujeto-objeto también fue discutido en varias secciones de los Vedas , los primeros textos sagrados del hinduismo, y en varias escuelas de filosofía india tales como Advaita Vedanta y Buddhism . Según los Vedas, el sujeto es trascendental, mientras que el objeto es diferente (material) o de la misma categoría – espiritual: “La Verdad Absoluta es sujeto y objeto, y no hay diferencia cualitativa … En el mundo relativo, el conocedor Es diferente de lo conocido, pero en la Verdad Absoluta tanto el conocedor como lo conocido son una y la misma cosa”

 

_______

Autor: World Heritage Encyclopedia

Fuente: SUBJECT-OBJECT PROBLEM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s